sofás, hogar

¿Cómo elegir el sofá ideal para tu salón?

Cosas a tener en cuenta antes de elegir un sofá

Si estás buscando un nuevo sofá, hay un par de cosas que debes tener en cuenta antes de tomar tu decisión.

La medida de que dispones para colocar un sofá

Lo primero de todo es saber de qué medida dispones para colocar tu sofá, puede que te gusten los sofás chaise longue enormes de tres metros, pero en principio necesitas tener ese espacio para colocarlo.
Lo mejor es coger el metro y medir exactamente de qué espacio dispones. Si ves que tu espacio es muy reducido, prueba a reubicar muebles, mueve alguna mesa, el sillón, la vitrina, quizá no te lo habías planteado pero con una nueva distribución puede que ganes espacio para tu sofá.

La decoración de la estancia

Puede que tu estancia tenga una decoración clásica, si este es tu caso busca sofás con líneas redondeadas, con respaldos y cabezales altos y apoyabrazos estrechos.

Si por el contrario, tu estancia es bastante moderna, busca sofás con líneas rectas, de cabezales con reclinable italiano, apoyabrazos anchos y patas altas, metálicas o de madera en estilo nórdico.

Qué tipo de sofá elegir

El tipo de sofá a elegir viene determinado por el uso que le das.

¿Eres de los que se sienta en el sofá, se apoya en el respaldo y no se mueve?

Lo tuyo son los sofás fijos, elige uno en el que te sientas cómodo con el respaldo y puedas apoyar los pies en el suelo.

¿Eres de los que les gusta tumbarse o dormir en el sofá?

Si este es tu caso, tienes que mirar sofás con asientos deslizantes al suelo, ya sea en chaiselongue o en línea. En este tipo de sofás los asientos se deslizan hacia adelante bastante, quedando una cama enorme cuando están todos extendidos.

Además, suelen tener apoyabrazos grandes y acolchados o cojines si son rectos en la parte del chaise longue para que puedas apoyar a gusto la cabeza al tumbarte.

SOFÁ EXTRAIBLE AL SUELO CARMEN EXTENSIBLE

¿Eres de los que le gusta estar en el asiento chaise longue o usa los asientos extensibles?

Si usas el sofá solo para sentarte, pero de la manera más cómoda posible te recomiendo que pruebes los sofás relax motorizados. Estos sofás proporcionan el máximo confort a la hora de estar sentados en el sofá, son increíblemente cómodos incluso para poder quedarse dormido en ellos.
Pero asegúrate de comprar un buen sofá relax motorizado, que sea de calidad, es importante que el sitio donde lo compres tenga servicio técnico una vez pasada la garantía. Si compras un sofá motorizado de calidad, de un buen fabricante, no debes de tener ningún problema con él en casi toda su vida útil alrededor de los 10 o 15 años.

En cambio, lo barato sale caro, si compras un sofá relax muy económico posiblemente tengas problemas de motor pasados unos años….

¿Eres de los que eventualmente necesitan el sofá para que alguna persona duerma en él?

Si usas el sofá por las noches para dormir, lo que necesitas es un sofá cama. Hay muchos en el mercado, pero los mejores son los que llevan apertura italiana, llevan un colchón interior y son muy cómodos de abrir y cerrar.

¿Cómo saber si un sofá es cómodo?

Para saber si un sofá es cómodo lo mejor es probarlo. Cada uno tenemos un cuerpo diferente y no podemos sentirnos cómodos en todos los sofás.
Hay algunos puntos que deberías tener en cuenta para asegurarte el máximo de comodidad a la hora de elegir un sofá:

  • Ten en cuenta que una vez que te sientes los pies se apoyen en el suelo, porque si solo llegas con las puntas te sentirás incómodo.
  • Tu cabeza debe descansar perfectamente en el reposacabezas, si la cabeza sobresale por encima no te sentirás cómodo.
  • La zona de los riñones tiene que estar totalmente apoyada y recogida porque si no es así nos podemos resbalar hacia abajo.
  • Vigila que al sentarte la cadera quede más alta que las rodillas, esto hará que te puedas levantar fácilmente del sofá y favorecerá una buena circulación de las piernas.
  • Que haya un poco de separación entre la rodilla y el sofá, si queda totalmente pegada podemos sentir demasiada presión y sentirnos incómodos.
  • Los apoyabrazos tienen que estar justo a la altura del hombro y ser acolchados. Si la posición del hombro es alta o demasiado baja nos sentiremos incómodos. Los brazos rectos sin acolchar suelen ser incómodos si no ponemos un cojín.

¿Cómo saber si un sofá es de calidad?

Hay varios puntos que podemos mirar a la hora de comprar un sofá para asegurarnos de su calidad.
Lo primero es mirar si es de fabricación nacional o de importación. Los sofás de fabricación nacional suelen ser de más calidad que los de importación.

Un sofá de calidad debe tener una estructura de madera maciza o mejor aún metálica de acero o aluminio, si intentamos levantarlo por uno de los extremos comprobaremos que es muy pesado.

Debe llevar un buen sistema de cinchas o muelles en zigzag que resistan bien el peso y no se hundan al sentarnos.

El asiento debe dar una sensación de firmeza media, ni muy duro, ni que se hunda al sentarnos. Las espumas de los asientos deben tener una densidad mínima de 30 Kg y que sean de buena calidad.

SOFÁ CAMA NEA
SOFÁ CAMA RH4

Tipos de sofás

Existen en el mercado muchos tipos de sofás, vamos a comentar los más comunes.

Sofás de tres o dos plazas

Suelen colocarse en espacios pequeños, bien por separado o en conjuntos de 3 + 2 plazas.
Pueden utilizarse para dividir ambientes.

Sofás Chaise Longue

Estos sofás son los más populares, suelen ser de entre 2,70 m y 3,30 m por lo que encajan en espacios grandes. Tienen a la izquierda o a la derecha el último asiento más largo que los de más de entre 1,60 m a 180 m, para que te puedas recostar cómodamente.
Los demás asientos suelen ser deslizantes al aire o al suelo según los modelos.

Sofá Rinconera

Son sofás muy grandes en forma de L. Se colocan en el rincón de la pared y de esta forma no ocupan espacio. Si sois muchos en casa, este sería el sofá ideal para todos.

Sofá modular

Son sofás divididos en piezas individuales, estas piezas se pueden colocar según nuestra necesidad dando al sofá la forma que queramos. Con estos sofás se pueden hacer un montón de combinaciones según coloquemos las piezas.

Sofá Lineal

Es como un sofá chaise longue pero sin el asiento alargado. Si no disponemos de mucho espacio, pero, en cambio, tenemos una pared muy larga, un sofá lineal será nuestra mejor opción.

Del mismo tamaño que un chaise longue, posee todos los asientos extensibles al suelo y en algunos modelos incluso los brazos son extensibles de tal manera que sacando el último asiento de la izquierda o la derecha y acompañando con el brazo convertimos el sofá en un chaise longue para estar cómodamente sentados y después se vuelven a meter y no nos ocupa espacio.

Sofá Relax

Son sofás que tienen asientos motorizados. Esto te permite mediante unos botones situados en el brazo exterior o en el interior de los asientos levantar el reposapiés e inclinar el respaldo a nuestro gusto.
Estos sofás permiten descansar el cuello y la espalda, reduciendo la presión en los músculos, favoreciendo la circulación sanguínea y la oxigenación.
Al mantener los pies por encima del corazón hacen que este se esfuerce menos. Mantienen la columna vertebral completamente alineada y los músculos relajados, sin presión.

Algunos modelos incorporan “gravedad cero” que es una posición como la que adoptan los astronautas en el asiento de la nave espacial. Esta posición es casi vertical y es ideal para dormir o ver una pantalla en el techo, ya que proporciona el máximo descanso.

Sofá cama

Estos sofás se utilizan también para dormir. Lo ideal es que lleve un colchón dentro del sofá cama que sale al abrir el sofá. Los colchones pueden ser más o menos gruesos de 12 cm, 14 cm, 15 cm, 16 cm o 18 cm, si vamos a utilizar nuestro sofá cama de forma esporádica con uno más fino será suficiente, pero si, por el contrario, vamos a usar mucho el colchón cuanto más grueso mejor. Los mejores son los sofás cama con apertura italiana, muy fáciles de abrir y cerrar y con un colchón independiente para dormir cómodamente, diferenciando así la zona para sentarse y la zona para dormir proporcionando mucho confort en ambas zonas.

Como podéis ver hay muchísimas opciones de sofás en el mercado, en la tienda de Mis Descanso tenemos un montón de sofás para enseñarte, pero como hemos comentado con anterioridad lo principal es que sepas la medida de que dispones y el uso que le vas a dar a la hora de elegir el mejor sofá para tu salón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.